Recieve news about this website directly to your mailbox
Por favor, confirme el código de control "5498"
Un buey se encontraba descansando en su establo. De repente, un ciervo que huía de los cazadores entró asustado y le rogó que le permitiera ocultarse en él.

El buey, sin oponerse al deseo del cuitado, le advirtió que el lugar ofrecía poca seguridad, pues aquel establo era visitado tanto por el amo como por sus criados. Sin embargo, el ciervo respondió:

-- Si tú no me denuncias me sentiré seguro.

En efecto, entraron los mozos y ninguno reparó en el animal. El boyero, asimismo, hizo su acostumbrada inspección sin percatarse del intruso.

Pero poco después entró el amo y comenzó a registrar minuciosamente los pesebres, para corregir los descuidos de sus servidores. Al ver debajo del heno los cuernos del ciervo llamó inmediatamente a su gente para hacerlo matar.

NADIE CUIDA MEJOR SUS COSAS
QUE SU PROPIO DUEÑO.
el ciervo y el buey.jpg
16.12.2010 10:35:38
nebot
Esperamos tus comentarios y apreciaciones sobre el contenido de esta página web. Registrate en www.nebot.webgarden.es
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one