Recieve news about this website directly to your mailbox
Por favor, confirme el código de control "1798"

EL HOMBRE Y LA CULEBRA

Un hombre, pasando por un monte, encontró una culebra que ciertos pastores habían atado al tronco de un árbol, y, compadeciéndose de ella, la soltó y calentó.

Recobrada su fuerza y libertad, la culebra se volvió contra el hombre y se enroscó fuertemente a su cuello.

El hombre, sorprendido, le dijo:

-- ¿Qué haces? ¿Por qué me pagas tan mal?

Y ella respondió:

-- No hago sino obedecer las leyes de mi instinto.

Entretanto pasó una raposa, a la que los litigantes eligieron por juez de la contienda.

-- Mal podría juzgar -- exclamó la zorra -- lo que mis ojos no vieron desde el comienzo. Es necesaria la reconstrucción de los hechos.

Entonces el hombre ligó a la serpiente, como lo estaba antes de esos acontecimientos, y la zorra, después de comprobar lo sucedido, pronunció su fallo:

-- Ahora tú -- le dijo al hombre --, no te dejes llevar por corazonadas, y tú -- añadió, dirigiéndose a la serpiente --, si puedes escapar, vete.

ATAJAR AL PRINCIPIO EL MAL PROCURA;
SI LLEGA A ECHAR RAÍZ, TARDE SE CURA.
el hombre y la culebra.jpg
10.05.2011 13:07:28
nebot
Esperamos tus comentarios y apreciaciones sobre el contenido de esta página web. Registrate en www.nebot.webgarden.es
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one