Recieve news about this website directly to your mailbox
Por favor, confirme el código de control "1798"
Un aprehensivo anciano vio en sueños perecer a su hijo en las garras de un león. Temeroso, hizo construir una habitación inexpugnable y allí lo recluyó.

Para entretenerlo, el padre había mandado pintar en la pared animales de toda clase, entre los cuales se encontraba también un león. Mas la vista de esa figura no hacía más que aumentar el furor del joven.

Un día el muchacho se acercó al león simulado y lo apostrofó:

-- ¡Endemoniado animal! Por tu culpa estoy recluido en está cárcel. ¿Cómo podría castigarte?...

Y habiendo dicho esto, asestó un puñetazo a la pared para reventar un ojo a su enemigo. Pero una astilla, que se le introdujo bajo la uña, le produjo un gran dolor que, ocasionándole una inflamación, degeneró después en tumor. Luego vino la fiebre y el joven no tardó en morir.

El león pintado mató al muchacho y resultó inútil la exagerada prudencia del padre.

DEBEMOS ADMITIR CON RESIGNACIÓN
LA SUERTE QUE NOS AGUARDA.
el león pintado.jpg
13.04.2011 09:17:03
nebot
Esperamos tus comentarios y apreciaciones sobre el contenido de esta página web. Registrate en www.nebot.webgarden.es
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one