Recieve news about this website directly to your mailbox
Por favor, confirme el código de control "8269"

EL RATONCILLO VANIDOSO

Había cierta vez un ratoncito que, por la vanidad de parecer guapo, se había dejado crecer el rabo desmesuradamente.

Sus congéneres, al observar tan larga cola, le repetían a porfía:

-- Tenga cuidado su merced, que tarde o temprano su descomunal rabilongo le dará un disgusto colosal.

Pero el aludido no daba oído a la prédica de sus sensatos compañeros.

El ratoncito, satisfecho con su singular rabilón, se paseaba durante el día fuera de su madriguera y a cuanto mortal encontraba en el camino le endilgaba esta canción:

-- Mire, hermano, no tenga envidia de la cola que a mucha honra me acompaña; pero no se acerque a ella que es signo de grandeza.

Un día, mientras se paseaba cerca de su mansión, vino el gato y el vanidoso, viendo el peligro, se dio a la fuga y enfiló hacia una puerta entreabierta.

Desgraciadamente, el gato alcanzó a aprisionarle su cola y, sin miramiento, se lo comió de un solo bocado.

De esta suerte, el ratón de nuestra fábula perdió la vida y su mismísima cola.

DIOS AL HUMILDE LEVANTA
Y AL ORGULLOSO QUEBRANTA.
el ratoncillo vanidoso.jpg
24.05.2011 10:16:04
nebot
Esperamos tus comentarios y apreciaciones sobre el contenido de esta página web. Registrate en www.nebot.webgarden.es
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one