Recieve news about this website directly to your mailbox
Por favor, confirme el código de control "8269"

EL ROSAL SILVESTRE Y LA VID

Un rosal silvestre que crecía en un seto decía, en cierta ocasión, a su compañera, la vid:

-- ¡Cuanto te compadezco!... Te podan, te cavan, te arrancan los frutos, mientras yo, buena amiga mía, crezco libremente.

-- Sí -- respondio la vid --, pero tus frutos son amargos y no sirven para nada, mientras que de los míos se hace el vino,que conforta y vigoriza.

-- Mi felicidad -- agregó --, consiste en trabajar de este modo para los demás y en dar mis frutos sin solicitar recompensa alguna.

Avergonzado el rosal enmudeció y se ocultó entre la hojarasca que lo rodeaba.

Lectores: Procurad pareceros a la vid, que no teme sufrir para dar algún día óptimos frutos.

LA MAYOR FELICIDAD CORRESPONDE
AL QUE PROCURA LA DICHA AJENA.
el rosal silvestre y la vid.jpg
12.04.2011 11:02:42
nebot
Esperamos tus comentarios y apreciaciones sobre el contenido de esta página web. Registrate en www.nebot.webgarden.es
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one