Una zorra cayó dentro de un pozo y, por más esfuerzos que hizo, no podía salir de él. Entretanto, un chivo sediento, encontrando en él a su comadre, le preguntó sobre la bondad del agua.

La astuta zorra se deshizo amablemente en alabanzas e invitó al chivo a bajar.

El sediento chivo muy galante, saltó al pozo y, después de saciar su sed, preguntó a la zorra sobre la manera de salir.

-- Muy sencillo -- respondió la farsante --: Apoya las patas delanteras contra la pared y levanta los cuernos; yo ascenderé por ellos y luego te sacaré.

Así lo hizo el chivo, y la zorra, trepando con agilidad, salió airosa de su prisión. Antes de partir, volviéndose al nuevo cautivo le dijo:

-- Gracias compadrito, si tuvieras tanto ingenio como pelos en la barba, no hubieras bajado sin antes reflexionar. ¡Feliz prisión, amigo, y buena suerte! Con permiso, caballero.

QUIEN TE ADULA Y LISONJEA
SU BIEN Y TU MAL DESEA.
la zorra y el chivo.jpg
09.04.2011 20:22:00
Esperamos tus comentarios y apreciaciones sobre el contenido de esta página web. Registrate en www.nebot.webgarden.es
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one