Recieve news about this website directly to your mailbox
Por favor, confirme el código de control "3617"
Doña Genoveva, señora muy respetada en la comarca, cultivaba en su huerta una hermosa y frondosa parra. Sus racimos, grandes y maduros, despertaban el apetito de quienes la contemplaban al pasar.

Una zorra hambrienta, después de merodear en vano buscando algo con que saciar su voraz apetito, pasó por casualidad ante la huerta y, claro está, las suculentas uvas sobresaltaron mayormente a su desfallecido estómago.

Al ver colgados de la parra los epléndidos racimos, quiso cogerlos con su boca; pero como no lo consiguiera después de varios intentos, se alejó confundida diciéndose para sí:

"Todavía están verdes, no me conviene comerlas".

A MAL QUE NO TIENE REMEDIO
MOSTRARLE BUENA CARA.
la zorra y las uvas.jpg
20.01.2011 09:55:20
nebot
Esperamos tus comentarios y apreciaciones sobre el contenido de esta página web. Registrate en www.nebot.webgarden.es
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one