Recieve news about this website directly to your mailbox
Por favor, confirme el código de control "9315"
Un hombre tenía tres amigos: su dinero, su mujer y las buenas acciones. Estando a punto de morir, los mandó llamar para despedirse de ellos:

Al dinero, que primero se presentó, le dijo:

-- ¡Adiós! Me muero.

-- ¡Adiós! -- le contestó el dinero --, cuando hayas muerto haré que alumbre un cirio por el descanso de tu alma.

Llegada la mujer, se despidió. Y ella le prometió acompañarlo hasta la tumba.

Por último, se acercaron sus buenas acciones.

-- ¡Me muero! -- les dijo el agonizante --. ¡Adiós!


-- No nos digas adiós -- le respondieron ellas --. Nosotras no nos apartaremos de tu lado; si vives, viviremos; si mueres, te acompañaremos en la otra vida.

Muerto el hombre, su dinero le dio un cirio, su mujer lo siguió hasta la tumba y sus buenas acciones lo acompañaron aun después de muerto.

EL BIEN SE SIEMBRA EN EL SUELO
Y SE COSECHA EN EL CIELO.
los tres amigos.jpg
09.03.2011 10:40:44
nebot
Esperamos tus comentarios y apreciaciones sobre el contenido de esta página web. Registrate en www.nebot.webgarden.es
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one