Recieve news about this website directly to your mailbox
Por favor, confirme el código de control "9315"
Un celemín de trigo
pidió a la oveja el ciervo, y le decía:
-- Si es que usted de mi paga desconfía,
a presentar me obligo
un fiador desde luego
que no dará lugar a tener queja.

-- ¿Y quién es ése? -- preguntó la oveja.
-- Es un lobo abonado, llano y lego.
-- ¿Un lobo? ¡Ya! Mas hallo un embarazo:
si no tenéis más fincas que él sus dientes
y tú los pies para escapar valientes,
¿a quién acudiré, cumplido el plazo?

SI QUIÉN ES EL QUE PIDE Y SUS FIADORES
ANTES DE DAR PRESTADO SE EXAMINA,
SERÁ MENOR, SIN OTRA MEDICINA,
LA PESTE DE LOS MALOS PAGADORES.
la oveja y el ciervo.jpg
06.12.2010 10:52:17
nebot
Esperamos tus comentarios y apreciaciones sobre el contenido de esta página web. Registrate en www.nebot.webgarden.es
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one