Recieve news about this website directly to your mailbox
Por favor, confirme el código de control "2958"
Que en una marcial función,
o cuando el caso lo pida,
arriesgue un hombre su vida,
digo que es mucha razón.
Pero el que por diversión
exponer su vida quiera
a juguete de una fiera
o peligros no menores,
sea de dos cazadores
una historia verdadera.
Pedro Ponce el valeroso
y Juan Carranza el prudente
vieron venir frente a frente
al lobo más horroroso.
El prudente, temeroso,
a una encina se abalanza
y, cual otro Sancho Panza,
en las ramas se salvó.
Pedro Ponce allí murió.
¡IMITEMOS A CARRANZA!
los dos cazadores.jpg
12.06.2011 09:13:32
nebot
Esperamos tus comentarios y apreciaciones sobre el contenido de esta página web. Registrate en www.nebot.webgarden.es
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one