Recieve news about this website directly to your mailbox
Por favor, confirme el código de control "1439"

CONVERSACIÓN EN LA CATEDRAL, Mario Vargas Llosa

En Conversación en La Catedral, Mario Vargas Llosa, relata el encuentro accidental de dos personajes que tienen un pasado común. A raíz de este encuentro los personajes se citan para tomar unos tragos y recordar los viejos tiempos. Con el alcohol la conversación se va haciendo cada vez más profunda y ambos se van sumergiendo en el relato de las más íntimas tribulaciones de aquellos años que están rememorando. A través de esta conversación el autor nos irá desvelando la oscura faz de los círculos de poder durante la dictadura de Odría, en Perú, que transcurrió entre los años 1948 y 1956.

El aspecto más destacable de la obra es, sin duda, su estilo narrativo. Mario Vargas Llosa despliega en esta novela multitud de recursos literarios; multiplicidad de focos narrativos, montaje de planos espacio-temporales, efectos expresionistas, monólogo interior. Al principio de la novela estos recursos, unidos a expresiones oriundas de Perú que no comprendía bien, me resultaron desagradables. No podía seguir el hilo narrativo de la novela que parecía un párrafo empalagoso de frases inconexas entre sí y carentes de sentido. La edición que tengo en mi librería tiene un prólogo de Lucía Etxeberría que es sencillamente penoso y, desde luego, no me previno acerca del peculiar estilo narrativo con el que me iba a topar en la novela. Pero poco a poco me fui acostumbrando hasta que finalmente comprendí como me estaban narrando la historia. Vargas Llosa mezcla distintos momentos, historias y personajes en su relato. De tal modo que una pregunta puede ser realizada, por un personaje, al principio de un párrafo y respondida al final del mismo por su interlocutor; entre medias, el autor narra otra escena con personajes diferentes. A veces en ambos espacios coincide el mismo personaje, de tal modo, que puede juzgar, con la experiencia de los años transcurridos, situaciones que el autor nos está narrando en ese mismo párrafo.

En palabras de Zavalita, uno de los personajes principales de la obra, durante uno de sus numerosos monólogos interiores; “¿En que momento te jodiste, Zavalita?”. De este modo el personaje trata de descubrir cuando perdió la pureza de sus ideales. En que instante de su vida dejó de creer en sus posibilidades y, por extensión, en las del Perú. Esta inquietud es la que le induce a rememorar y a juzgar los principales acontecimientos de su vida con afán crítico. El autor aprovechará este viaje al pasado de los personajes para, de forma paralela, hacer una descripción del ambiente político, de los oligarcas de la sociedad Peruana, del periodismo durante la dictadura, incluso de los cabarets y burdeles de Lima.

He disfrutado de la lectura de esta novela, en gran parte, gracias al peculiar estilo narrativo que al principio tanto me desagradaba. Una vez comprendido su mecanismo el estilo de Mario Vargas Llosa otorga a su novela una capacidad para describir los sentimientos y sensaciones de sus personajes muy amplia. Me resulta difícil describirlo pero podríamos compararlo con la diferencia existente entre una película normal y una rodada en 3D. Conversación en La Catedral es, de este modo, una novela que permite al lector tener varios ángulos desde donde observar el impacto psicológico y emocional, que las experiencias vitales de los personajes, tienen sobre ellos.

En definitiva, una novela que bien merece una oportunidad del lector. Que verá dadivosamente recompensada su paciencia con una obra que estimulará su atención, su capacidad de percepción y empatía; y cuyo interés ira “in crescendo” con el paso de los capítulos.
03.12.2010 10:59:11
nebot
Esperamos tus comentarios y apreciaciones sobre el contenido de esta página web. Registrate en www.nebot.webgarden.es
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one