Recieve news about this website directly to your mailbox
Por favor, confirme el código de control "5562"

EL SEÑOR DE LAS MOSCAS, William Golding

El señor de las moscas, todo un clásico de la literatura de postguerra, es una alegoría sobre la naturaleza y condición humanas. Golding es un autor que busca en sus obras el origen del mal y lo encuentra en la existencia del hombre.

La crueldad, el egoísmo, la indiferencia, el afán de destrucción… ¿son causadas por la estructura de la sociedad en la que vive el hombre, o son manifestación de la natural inclinación al mal de la raza humana? Esta cuestión filosófica se ha presentado en numerosas ocasiones. A veces nos sorprende la gratuidad con la que algunas personas cometen las infamias más atroces. En esta novela Golding trata de esclarecer todas estas cuestiones haciendo una sincera y cruda disección del alma humana.

En la novela, El señor de las moscas, un grupo de niños, tras sufrir un accidente aéreo, queda atrapado en una isla desierta. Deberán organizarse, por sí mismos, para subsistir e intentar facilitar su rescate. En esta sociedad, que crean los muchachos, pronto surgen las naturales desavenencias que deberán resolver de forma civilizada. Pero el miedo hace su aparición en la isla desatando los instintos más recónditos de la naturaleza humana. Pronto todos los personajes se ven envueltos en un enfrentamiento entre instinto o razón, salvajismo o civilización.

Pero, ¿a qué temen los niños en una isla deshabitada y sin depredadores? Desde luego su miedo no es infundado puesto que han percibido la existencia del mal en la isla. Esta ambigua presencia se va apoderando de la isla provocando la pérdida de la inocencia de los niños. En un primer momento tratan de encontrar ese mal en la propia isla, fuera del grupo, pero pronto, algunos de ellos, son conscientes de que el mal se encuentra en su propio interior.

William Golding, con estilo sencillo y claro, logra crear una trama que atrapa al lector desde la primera página. Las desventuras y avatares de los diversos personajes representan a la sociedad en la que todos debemos movernos. Ese es uno de los motivos que presta mayor interés a la novela. Cada personaje representa unos valores y unas características que ayudan o dificultan la vida en sociedad. El orden, la razón, la cordura, la justicia en contra del deseo de poder, la maldad, la crueldad y el sadismo. Todos somos testigos del diario enfrentamiento de estos valores en nuestra civilización. Todos hemos sentido miedo alguna vez, de que nosotros o algún ser querido, pueda ser víctima de los instintos más salvajes del hombre. La sociedad tiene el poder y la obligación de reprimir estos instintos nocivos. Pero, sinceramente, parece incapaz de proteger a nadie, y eso, cuando no es el abuso de poder la misma fuente de los problemas.

Otro aspecto que cabe destacar de la obra de Golding es el contexto histórico de la época en que la novela vio la luz. El señor de las moscas aparece después de que Europa presenciara y padeciera las aberraciones y crímenes de una guerra mundial. Cuando se ha visto y sentido la capacidad del hombre para sembrar dolor y muerte a su paso. Cuando se ha presenciado la incapacidad de los estados para resolver sus problemas de forma civilizada. Es natural que algunos filósofos se planteen cuál es el origen del mal. La humanidad vive atrapada dentro de su propia isla, el mundo entero. Todos sabemos de qué atrocidades hemos sido capaces hasta el momento. Conviene no olvidarlo porque a nosotros nadie nos va a rescatar.

He leído esta novela en tres ocasiones y cada vez me gusta más. En cada ocasión su mensaje me llega con mayor fuerza y, cada página, cada línea, comienza a tener un significado mas claro y conciso. Esta novela tiene la fuerza y el tono de los argumentos que utilizan la verdad como único medio para llegar al conocimiento.
21.09.2011 10:27:50
nebot
Esperamos tus comentarios y apreciaciones sobre el contenido de esta página web. Registrate en www.nebot.webgarden.es
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one