Recieve news about this website directly to your mailbox
Por favor, confirme el código de control "3617"
Enviar como anónimo - Nombre
Por favor, confirme el código de control "7635"
:-):-D:-D:-P:-O:-(:-B:-/:-o;-)B-):-X>-)]-|[-][-]love
Creo que el fin de los personajes, ciertamente muy triste, no modifica el tono esperanzador del mensaje de "Clarín". Ahora bien, estos cuentos pueden tener tantas interpretaciones como lectores. Supongo que cada uno vemos aspectos y matices diferentes dependiendo de nuestra propia personalidad, experiencia vital e incluso nuestro estado de ánimo en el momento de leer el cuento. Simplemente quiero constatar que para mí el cuento tiene una connotación positiva. Un saludo.
¡¡Pero si al final del cuento ambos personajes mueren sin tan siquiera llegar a conocerse!!
Has hecho una descripción excelente del cuento, apreciado Solón. Muy técnica y erudita. Pero considero que has confundido la parte con el todo. Es decir, efectivamente el contexto en el que encontramos a los personajes es lúgubre. El dolor, la soledad y, sobre todo, la inexorabilidad de la muerte nos oprimen. Pero frente a esto "Clarín" nos muestra un camino de esperanza. Con gran ternura el autor refleja en su obra como la compañia, el consuelo y la empatía de un alma afín pueden revertir la situación y dar sentido a la vida. Estarás deacuerdo conmigo en que este es un mensaje muy positivo. Considerar que las personas somos capaces de superar nuestros problemas para consolar a otro de sus males, sintiendo estos como propios, no es, desde luego, una visión pesimista de la vida. Que ambos personajes puedan encontrar consuelo a su enfermedad en la mutua compañia no es lúgubre; es esperanzador. Por último recordaré que el futbol es tan solo un mero espectaculo. Cuando veo un final feliz en el cine salgo con una leve sensación de confortabilidad de la sala pero no la confundo con la felicidad. La verdadera felicidad solo puede venir de los logros personales que cada uno consiga a lo largo de su vida. Confundir la vida real con el futbol que vemos en la televisión me parece un error. Ganar el mundial de futbol puede darnos esa leve satisfacción del final feliz de una película de ficción pero no podemos cosiderarlo como un éxito propio. El futbol es un circo, pensado para entretener, los jugadores, personajes mediáticos cuya verdadera faz desconocemos. Todos los extremos son perniciosos. Cualquier afición llevada al extremo se convierte en un vicio. Debemos dar al futbol el valor verdadero que tiene en nuestras vidas. Esas celebraciones apasionadas y multitudinarias me parecen fuera de lugar. Un saludo.
A pesar de no cosiderarte pesimista has escogido como favorito uno de los cuentos más lúgubres de Clarín. Se observa en este cuento una reducción y degradación de los personajes. Llevan una vida frustrada por el dolor y la soledad, y son presentados como bultos en la sombra. En vez de nombres propios, van a ser los fríos números de las habitaciones los que distingan a los personajes, que entre sí no establecen relación directa. Además de recluidos en sus aposentos, el narrador omnisciente los presenta encerrados en sus pensamientos, haciendo conjeturas del exterior. Su aislamiento de la vida exterior y la presencia de la muerte se reiteran constantemente en la narración. Hasta el canto de los relojes subraya, en el cuento, el inexorable paso del tiempo camino de la muerte. A partir de las lúgubres campanadas se suceden las imágenes asociadas a la muerte: los pagarés, la fiera, la cripta... hasta desembocar en la identificación del pecho enfermo que tose con el reloj de la muerte. Una visión lúgubre. Como lo es tambien tu visión del futbol. Que España haya ganado el mundial no mejora la crisis, eso es cierto, pero tampoco la empeora. Que la gente este alegre no nos perjudica, al contrario, hay que saber disfrutar de la vida en cualquier circunstancia.
Una última idea. La superación personal no es más que una competición contra uno mismo que nunca gana nadie.
¡¡Vaya!! Se ha cortado el mensaje anterior. Ya decía yo que me estaba alargando demasiado. El mensaje anterior acababa más o menos así: "... cargados durante el transcurso de la vida. Un saludo Solón y gracias por tus eruditos comentarios sobre "Clarín". Es un placer leerlos y, además, aumentan el interés de esta página web."
He leído "Adiós Cordera". Los pocos cuentos que he leído de "Clarín" no solo me han gustado sino que, ademas, estoy en muchos casos deacuerdo con la moraleja final. En "Adiós Cordera" se denuncia de una forma entrañable y a la vez palmaria como las guerras carlistas y las injusticias sociales del siglo XIX se cobraban víctimas inocentes y ajenas a las egoístas causas que motivaban esos conflictos. Considero además que aún hoy en día, en pleno siglo XXI, la cúpula oligárquica, formada por altos mandatarios e influyentes mutimillonarios, sigue tomando decisiones eogístas e interesadas. En la sociedad actual, el común de los mortales solo cumple con su papel de humilde cordero, que vive en la inopia más absoluta, hasta que le llega el turno de sacrificarse en post de los intereses materialistas de cuatro oligarcas con el poder suficiente para influir en las decisiones políticas. Acaso no es esto evidente después de ver como hemos caído en una crisis mundial, por la avaricia de unos pocos, y como los políticos pretenden que salgamos de ella con el esfuerzo y sacrificio de todos los demás. España vive su momento más feliz, porque su equipo de futbol puede ganar un mundial, y se olvida de un record histórico en el número de parados. ¡¡PAN Y CIRCO!!... Cambiando de tema, que este es desagradable e irritante, el cuento de "Clarín" que más me gusta es "El dúo de la tos"; donde se muestra el amor verdadero en toda su esencia. Por último, que ya me alargo demasíado, una aclaración en cuanto a mí concepto de la filosofía del mísero jaco. Sigo defendiendo que la felicidad no esta al final de ninguna carrera de este mundo. Y no me considero pesimista porque la felicidad que yo propugno se encuentra en el camino mismo. No es una felicidad brillante y espectacular que llega de repente y se queda para siempre. Es una felicidad vulgar, ordinaria y modesta que nos acompaña durante nuestro trayecto, con mayor o menor intensidad, dependiendo de las circunstancias personales con las que vayamos car
En Clarín es muy frecuente con fínes diversos, la interrelación de los distintos planos de la realidad; lo físico y lo psiquíco, así como en este caso, el mundo animal y el humano. El caso más patente de humanización animal en Clarín lo encontramos en su cuento, Adiós Cordera. En el vemos como se enfoca a una vaca (Cordera) desde varios angulos: como abuela, está humanizada; su testuz se transforma en cuna; se la relaciona con las religiones orientales, aunque con una nota irónica del traductor. Estas metamorfosis continuarán hasta que la humanización de la vaca llega ha sustituir a la madre de los niños y hacer sus funciones. Como consecuencia, su futura suerte será más dolorosa, cruel e injusta para los Chinta. Desconozco si has leído esta obra pero de no ser así puede que te guste. En cuanto a la filosofía de vida de ese mísero jaco me parece un poco pesimista. Donde tu ves un círculo vicioso yo veo superación personal.
Es un detalle importante el que has citado Solón. Efectivamente para un lector actual el tema del adulterio y las críticas a la iglesia no suponen un impacto tan grande como realmente lo fue en su época. Hoy en día criticar a la iglesia es de lo mas común y el adulterio no esta tan socialmente castigado como antaño. Pero lo que no ha perdido nada de vigencia es la profundidad de los personajes y el estilo literario de "Clarín". Dices, también, que en esta novela no encontraremos nada superficial y, de nuevo, estoy deacuerdo contigo. Para muestra este fragmento, uno de mis preferidos: "... pasaron al galope de dos hermosos caballos blancos, de pura raza española. Ellos no le vieron; el placer de la carrera los llevaba absortos y no repararon en la mísera berlína que seguia la paso. Incapaz de toda noble emulación, el mísero jaco de alquiler siguio caminando lo menos posible, seguro de que la felicidad no estaba en el término de ninguna carrera de este mundo. Para comer mal, siempre se llega a tiempo. Esta era toda su filosofía." Este mísero jaco de "Clarín" es un personaje ínfimo, puesto que solo aparece en el fragmento que acabo de transcribir, pero ¡cuantas cosas se desprenden de estas palabras! Considero la filosofía de este caballo como propia. Yo también pienso que la felicidad no esta al final de ningun propósito de este mundo. No debemos apresurarnos ni impacientarnos por lograr nuestros objetivos, puesto que cuando lo hayamos hecho, otros objetivos nuevos vendrán, a inquietarnos como al principio, en un círculo vicioso que no tiene fin.
Esta novela forma parte de la culminación del realismo español. En ella ningún personaje es superficial ni obedece a un móvil simple y todos configuran un mapa de la mediocridad moral de una ciudad provinciana. La novela resultó escandalosa en Oviedo y suscitó protestas por parte de los conservadores.
15.01.2014 07:17:19
nebot
Esperamos tus comentarios y apreciaciones sobre el contenido de esta página web. Registrate en www.nebot.webgarden.es
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one