Recieve news about this website directly to your mailbox
Por favor, confirme el código de control "8269"

MARIANELA, Benito Pérez Galdós

El realismo de Galdós nos muestra, en esta ocasión, la ignorancia y pobreza en que vivían la mayoría de los españoles a principios del siglo XIX. España era, en aquella época, un país retrasado tanto económica como culturalmente con un índice de analfabetismo que suponía una lacra social. Las capas más bajas de aquella sociedad, campesinado y proletariado, vivían explotadas y sumidas en la ignorancia y la superstición.

En Marianela, encontramos un Galdós comprometido que denuncia la penosa situación de la mayoría de los españoles y se cuestiona sobre la forma correcta de ayudar a los más necesitados. Galdós, como otros intelectuales, rechaza el modelo de caridad basado en la limosna. Un modelo hipócrita que tan solo se preocupa de problemas superficiales, que acrecienta las diferencias sociales y que se realiza desde la soberbia y la autocomplacencia.

En cuanto a la trama de la novela, es sencilla. Marianela es una chica pobre, ignorante y fea. Pero posee una riqueza y belleza interior que cautivan a Pablo, el señorito ciego para quién la niña hace labores de lazarillo. Pablo, ciego de nacimiento, tiene una peculiar forma de concebir la belleza. Debido a su disfunción no puede dejarse impresionar por la contemplación de la belleza física. Vive en un mundo idealista y no es capaz de concebir que la belleza interior que ha descubierto en el carácter de la joven no se refleje, de forma coherente y armoniosa, en su físico. Ambos jóvenes disfrutan la vida, elucubrando sobre el concepto de belleza, hasta que un médico forastero asegura poder curar la enfermedad de Pablo. Este hecho cambiara de forma radical tanto la vida de Pablo como la de Marianela.

Marianela es una breve y amena novela en la que podremos disfrutar del estilo Galdosiano. Los nombres simbólicos, las descripciones realistas, el uso de diminutivos, la mezcla de lo coloquial y lo literario, y la presencia del humor y la ironía son aspectos comunes a toda su obra. Así, siempre que leemos a Galdós, podremos disfrutar de su bella sintaxis, de sugerentes metáforas, abundantes y expresivas comparaciones, así como de su ingeniosa ironía.
08.01.2012 09:14:54
nebot
Esperamos tus comentarios y apreciaciones sobre el contenido de esta página web. Registrate en www.nebot.webgarden.es
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one